Nutrición: Del Terror al Placer

 

La alimentación, ese es uno de los temas que más me gusta tratar. En general, solemos engañarnos a diario con lo que sabemos que comemos o no, si bien algunos decimos comer de manera impecable y nuestros cuerpos reflejan lo contrario, y otros criticamos nuestros hábitos alimenticios a pesar de hacerlo bien.

 

Cada vez más y gracias a los medios de comunicación, a la relevancia social de la imagen física y a nuestras porpias creencias, la nutrición se torna un tema de conversación de bus. Todos hablamos, sabemos, conocemos y, encierta forma, sufrimos el tema. Pero, ¿es necesario que la alimentación se convierta en tabú?

 

Lo primero que debemos saber es que la alimentación es y debe ser, ante todo un acto social. Un momento limpio de trabajo, de angustias, de estrés, que nos permita y facilite interactuar con otras personas. Cuando comemos con una disposición amable, propiciamos dos cosas fundamentales: 1- Conversaciones más productivas y 2- Que el propio alimento no sólo nutra nuestro cuerpo físico, si no que alimente también el cuerpo intelectual. Lo que hace automáticamente que toleremos mejor las comidas y aprovechemos en totalidad sus nutrientes.

 

Por ende uno de los errores más comunes y sencillos de solucionar de nuestros hábitos alimenticios, es la calidad de tiempo y disposición que ponemos a la hora de ingerir nuestros alimentos. De esta manera, convertimos la hora de comer, en una hora de absoluto placer

Please reload

Entradas destacadas

Acupuntura: El arte de la Energía en Movimiento

September 29, 2017

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo